Archivos de la categoría Citas

Es posible regalar un producto y ganar dinero…

El fin del pago por copia no es el Fin del Mundo: la radio, las televisiones generalistas y los diarios gratuitos demuestran que es posible regalar un producto a sus consumidores finales y ganar dinero; incluso grandes cantidades de dinero.

Del artículo Contra Educación para la ‘piratería’ (blog de Pepe Cervera), una respuesta al artículo La piratería, un problema de educación publicado en El País por José María Irisarri.

Ranking (PageRank, II parte)

Una teoría muy razonable de BlogStorm, relativa a la comentada pérdida de PageRank y posicionamiento de estos últimos días: a lo mejor no tiene nada que ver con tu sitio web.

Dice el post:

Si has perdido PageRank esta semana, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Cuántos de tus enlaces provienen de blogrolls?
  • ¿Cuántos directorios te enlazan?
  • ¿Cuántos de tus enlaces provienen de sitios que venden enlaces?
  • ¿Cuántos de tus enlaces provienen de sitios que tienen enlaces de sitios que venden enlaces?
  • ¿Cuántos de tus enlaces provienen de sitios que tienen enlaces de directorios?

Muchos buscan en sus sitios por las respuestas, pero si entendemos como se calcula el PageRank, es claro que la causa probablemente se extienda más allá de tu sitio, e incluso de los sitios que te enlazan directamente.

Vía BlogStorm

Actualización: Hacemos eco y personalizamos además de la divertida indicación de BlogStorm, que se aplica también para nosotros:

A propósito, el PageRank de Estrategias Móviles es un redondo y perfecto cero, y está así desde que empezamos hace poco más de un año.

Proyecto para crear software libre en Quechua

http://www.runasimipi.org/

“Hoy en día muchos piensan que quechua (runasimi) es sólo una lengua del pasado y del campo. Que no tiene nada de ver con un futuro moderno y tecnológico. Especialmente los jóvenes en las ciudades desprestigian su lengua indígena como una cosa anticuada que no sirve en la vida de hoy. Dicen que runasimi es una vergüenza e inútil en la urbe.

Para cambiar esta percepción, estamos creando software en runasimi. El hecho de utilizar software en runasimi es un anuncio político que runasimi tiene valor cultural y un futuro en la modernidad.”

tux-logo.png

El problema del año 2038

A raíz del difundido problema de multiplicación del Microsoft Excel, me puse a recordar los problemas derivados tanto de las conversiones entre sistemas de numeración como de las limitaciones de espacio de los sistemas informáticos.

La más conocida (y antigua) fue el problema del año 2000, que quizá todos recuerden.

Sin embargo, menos conocido es el llamado problema del año 2038. Confieso que a estas horas de la noche mi capacidad didáctica está mas bien embotada, asi que citaré la magnífica explicación de Carles Pons:

El efecto 2038 consiste en que el 19 de enero de 2038, a las 03:14:07, una variable de 32 bits usada para medir el tiempo en los sistemas UNIX y en la mayoría de programas escritos en el lenguaje C se desbordará y pasará a tener un valor negativo, de tal manera que generará fallos en los cálculos relacionados con fechas.

Y como una imagen vale más que mil palabras, y un gif animado son varias imágenes, a continuación unas diez mil (o más) palabras 😉

year_2038_problem.gif

Vía Mundijuegos y Wikipedia

IBM Lotus Symphony: ofimática sin costos de licenciamiento

Comentamos hace poco el lanzamiento por parte de IBM de la suite ofimática Symphony, y es bueno señalar que su gratuidad -atención- no es lo mismo que ofimática a costo cero: las empresas que quieran implantarlo como altenativa al Microsoft Office -u otras suites- deben hacer frente al costo de aprendizaje. Pero esto es algo que -desde las perspectiva a mediano y largo plazo- bien puede valer la pena, teniendo en cuenta que -a diferencia del Office-, utiliza estándares abiertos, es multiplataforma y fomenta el software colaborativo.

Nos quedamos con una opinión de Enrique Dans:

‘Los clientes de Microsoft pueden comparar un producto que cuesta entre los 400 y 680 dólares con uno que hace las mismas funciones, pero es gratuito. La compañía de Bill Gates tendrá que explicar a sus clientes porqué deben pagar semejante barbaridad de dinero por un producto que, además, no respeta los estándares y almacena sus datos en un formato propietario’