1.200$ bastan para un criminal cybernético

1200$ bastan para que un criminal cybernético empieze a obtener beneficios económicos con sus acciones maliciosas. Imaginense que un troyano cuesta entre 350$ y 700$, y las listas con un millón de direcciones de correo a las que enviar spam tiene un precio de 100$ segun datos de PandaLabs.

Esto es posible gracias al mercado negro que ha crecido en Internet en torno al malware y que hace posible adquirir herramientas y códigos maliciosos a precios muy bajos.

Este mercado del malware es completamente online. En cientos de foros se compran y se venden todo tipo de creaciones y herramientas de crimeware. La mayoría de estas páginas han sido localizadas en los países del Este europeo, pero las mafias extienden sus redes por todo el planeta.

  • Troyano: 350$ y 700$.
  • Un troyano password-stealer (ladrón de contraseñas) : 600$
  • Troyano Limbo, con menos funcionalidades : 500$
  • Ambos están diseñados para el robo de contraseñas de acceso a bancos online.
  • Troyano que capture cuentas de servicios de pago: 500$
  • 1 millón de e-mails: 100$
  • 32 millones de e-mails: 1.500$
  • Si además quieren dirijirlo una descarga directa de su troyano directamente serían 1 millon de direcciónes: 150$
  • Servidor exclusivo para enviar Spam: 500$

Éstos delincuentes cybernéticos pueden, en poco tiempo, hacerse millonarios y eso que lo están calculando con un porcentaje de éxito relativamente bajo.

Para saber si el malware es rentable, basta con hacer unos sencillos cálculos. Si un troyano cuesta 500 dólares y una lista de correo de un millón de direcciones unos 100 dólares, el gasto será de 600. Sólo con este material, estará en disposición de infectar a un millón de personas. Se pueden sumar también a los gastos los 20 dólares que cuesta el programa de cifrado y 500 más por el servidor para enviar spam. Con un porcentaje de éxito de apenas un 10% (realmente bajo), el hacker lograría colocar su troyano en el ordenador de 100.000 personas.

Si de esa cifra, consigue robar datos bancarios a otro 10%, significaría que tiene a su disposición las cuentas bancarias de 10.000 personas. Basta imaginar el dinero que puede tener una persona normal en su banco y multiplicarlo por 10.000 para conseguir la cifra de beneficio del ciber-delincuente.

Vía Diario TI.

Más información sobre criminales cybernéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *