Ésta si que es una curiosidad

José Muñoz es un reparador de televisores
en San Juan, Puerto Rico, debido al constante contacto que tiene con la electricidad estática,
parece que su cuerpo ha estado permanentemente cargado y ahora tiene
electricidad almacenada a todas horas.

Además de atraer pedazos de papeles con sus dedos, puede producir
fuego. Tan sólo basta un toque y una llama se hace presente. Despide
chispas realmente grandes de la punta de sus dedos. Es sorprendente que
no le haya pasado nada en todo este tiempo.

Vía – Bitperbit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *